Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
En IML la depilación médica se realiza de forma personalizada, seleccionando el
tipo de láser más eficaz para cada sesión.
IML es un Centro Médico Multidisciplinar dotado de Alta Tecnología donde se
realiza la Depilación Médica con altos niveles de eficacia.
La eficacia de la depilación médica es muy superior a la depilación
con otras fuentes de luz que se realiza en centros no médicos.
La depilación láser en IML es controlada por un médico presencial
que está continuamente en el área de tratamiento.
La eficacia de nuestros tratamientos es fruto
de la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Depilación Láser: Conceptos generales

La depilación médica es el tratamiento que pretende la eliminación de los folículos pilosos mediante fuentes de luz coherente (láser) y no coherente (luz pulsada intensa). Mediante el tratamiento con estos sistemas buscamos la destrucción selectiva de las estructuras foliculares que producen del crecimiento del pelo procurando respetar al máximo la dermis y epidermis circundantes.

El tratamiento consiste en aplicación de pulsos de luz emitidas a determinadas longitudes de onda que son absorbidas preferentemente por el cromóforo diana de los folículos pilosos (melanina). Este color que se comporta como un absorbente de la luz, normalmente está presente en las estructuras pilosas en mayor concentración que en los tejidos circundantes.

  1. Los folículos pilosos son estructuras muy dinámicas que van pasando por las distintas fases de anagen, catagen y telogen:
    • Fases del folículo pilosoAmpliarFase anagen o de actividad:

      A lo largo de la duración de la fase anagen, pelo va ganando longitud hasta que la fase cesa. La duración temporal de crecimiento del pelo o fase anangen es diferente en cada parte del cuerpo. Esta duración es la que define la longitud máxima característica que puede alcanzar el pelo en cada región anatómica.

      Por ejemplo, la duración de la fase anagen en región inguinal y axilar es de 3-4 meses, en el cuero cabelludo es de años (por ello el pelo de esta zona puede llegar a ser mucho más largo) y en las cejas es de 4-6 semanas (por ello el pelo de las cejas es corto).

    • Fase catagen o involutiva:

      Fase transicional en la que la longitud del folículo se acorta y la actividad se paraliza.

    • Fase telogen o de reposo:

      Donde el pelo "se para", es decir deja de crecer. Este pelo que ya no crece y está enclavado en el folículo piloso se desprenderá por ser expulsado por el nuevo pelo que aparecerá cuando el folículo vuelva a entrar en la fase de actividad o fase anagen.

  2. Además, la cantidad o porcentaje de folículos pilosos que se encuentra en cada una de las tres fases es distinta en cada región corporal. En todas las regiones corporales las tres fases del pelo coexisten simultáneamente con una distribución en mosaico.

    Por ejemplo en el rostro la cantidad de pelo en actividad o anagen es del 60 % mientras que el resto está en reposo. En los muslos solo se mantiene activo el 20% del pelo y en el cuero cabelludo no afecto de alopecia androgenética u otras patologías se mantiene activo un 90% del pelo mientras que solo el 10% descansa.

  3. La edad a la que comienza a aparecer el pelo también es variable según el sexo y la zona corporal.

    Consejos de depilación láser antes de la bodaPor ejemplo, en ingles y axilas todos los folículos primordiales maduran de forma simultánea (apareciendo por primera vez el pelo) durante el desarrollo puberal tanto en hombres como en mujeres.

    Así, un tratamiento de estas zonas corporales puede iniciarse a los 18 años teniendo muy buenas expectativas de resultado a medio plazo si el pelo es grueso y pigmentado, es decir el pelo que mejor elimina la depilación láser.

    Normalmente es suficiente realizar un protocolo de sesiones espaciadas a lo largo de 3 años para obtener la depilación permanente de esta zona ya que todo el pelo se encuentra desarrollado. El número medio de sesiones necesarias está entre 8-12. Al igual ocurre en las piernas.

Otras zonas, por ejemplo, la espalda de los varones, empiezan a mostrar pelo incipiente sobre los 18-20 años. A medida que los varones van cumpliendo años presentan una mayor densidad de pelo en la espalda y una superficie cutánea con pelo cada vez mayor.

Esto se debe a que sus folículos latentes o primordiales van desarrollándose a lo largo de los años bajo la presión hormonal androgénica característica del varón.

En estos casos, el número de sesiones y la duración del seguimiento clínico son mayores de forma obligada, pues hay que ir eliminando el pelo que va desarrollándose por primera vez a medida que el paciente cumple años.

Al igual que ocurre con el pelo que comienza a aparecer en el pabellón auditivo del varón en torno a los 40 años y que con el transcurso de los años es mayor en número y calibre, también necesitará seguimiento a largo plazo ya que no se desarrolla todo simultáneamente.

El objetivo de la depilación láser es calentar la melanina del folículo piloso.

La mayor cantidad de melanina del folículo se encuentra en el pelo, otras estructuras del folículo contienen melanina pero en concentración bastante inferior. Es por ello que para asegurar la eficacia del tratamiento es necesario que siempre esté el pelo presente cuando se va a realizar la sesión.

El pelo debe estar rasurado ya que para la depilación láser solo nos interesa calentar el folículo y la parte del pelo que está enterrado en la piel, la parte visible del pelo competiría con las otras estructuras en la absorción de la luz y restaría eficacia al tratamiento.